RESPONSABILIDAD DE LOS LOCALES EN CASO DE AGRESIÓN

RESPONSABILIDAD DE LOS LOCALES EN CASO DE AGRESIÓN

RESPONSABILIDAD DE LOS LOCALES Y ESTABLECIMIENTOS EN CASO DE AGRESIÓN

 

A.   En la vía penal

 

El artículo 120.3º del Código Penal establece:

 

“Las personas naturales o jurídicas, en los casos de delitos cometidos en los establecimientos de los que sean titulares, cuando por parte de los que los dirijan o administren, o de sus dependientes o empleados, se hayan infringido los reglamentos de policía o las disposiciones de la autoridad que estén relacionados con el hecho punible cometido, de modo que éste no se hubiera producido sin dicha infracción.”

 

La jurisprudencia fija los requisitos para que nazca la responsabilidad del local o establecimiento, de indemnizar por los daños sufridos por agresiones que han tenido lugar en su interior, y éstos son:

 

1º- La comisión de un delito o delito leve.

2º- Que el delito o delito leve se haya cometido en el establecimiento dirigido por la persona física o jurídica a la que se reclama la indemnización.

3º- Que la persona que dirija el establecimiento o aquéllas que dependan de ésta hayan infringido las normas de actuación profesional.

4º- Que la infracción sea imputable tanto al responsable del local como a sus dependientes, sin que sea preciso determinar qué persona fue la infractora.

5º- Que la infracción de la norma de actuación esté relacionada con el delito o delito leve, de forma que si aquélla no se hubiera dado ésta no hubiera tenido lugar.

6º- No debe existir relación entre la persona que dirige el establecimiento y el autor material del delito o delito leve (en éste caso estaríamos ante otro tipo de responsabilidad); pero sí que debe existir relación con quién/s hayan infringido las normas de actuación profesional.

 

Debemos destacar que se trata de una responsabilidad subsidiaria, por lo que ésta nacerá en caso de insolvencia del responsable directo, en todo caso, la garantía de ver resarcido un legítimo derecho a ser indemnizado por unos daños sufridos es doble en estos casos, puesto que en supuestos de insolvencia del responsable directo, deberá hacerse cargo de tal indemnización el responsable subsidiario, en este caso el establecimiento, que por norma disponen de seguro que cubre este tipo de siniestros, lo que garantiza el cobro de la indemnización en caso de condena en firme.

 

La obligación de los servicios de vigilancia no es únicamente la de prevenir los altercados y agresiones sino también la de minorar sus consecuencias.

 

A modo de ejemplo destacaremos un supuesto en el que existiría responsabilidad subsidiaria del establecimiento y otro supuesto en el que no sería así (precisar siempre que cada supuesto de hecho es distinto y adolece de peculiaridades que se pueden traducir en responsabilizar o no al establecimiento):

 

– Existe responsabilidad cuando se produce una agresión dentro de un local y los responsables de la seguridad del establecimiento tardan demasiado en responder y actuar ante tal situación o ni siquiera se percatan de ella.

 

– No existe responsabilidad cuando la agresión se produce de modo súbito e inesperado, durando la misma pocos segundo por lo que en todo caso la agresión hubiera sido imposible de reprimir. Si bien se pueden dar excepciones que sí harían responsable al establecimiento tales como: discusiones previas, permitir el acceso al agresor cuando presentaba una actitud violenta….

 

A pesar de que este epígrafe lo he titulado “en la vía penal”, esto es debido a que en la mayoría de las ocasiones se acumularan las acciones civiles a la penales, no obstante ello no tiene porqué ser así en todos los caso puesto que se puede efectuar una reserva de acciones en la vía penal a fin de ejercitar la acción en la vía civil, pues nos encontramos ante un supuesto de “culpa in eligendo” o “culpa in vigilando” por lo que no nos movemos en un ámbito exclusivamente penal sino en derecho civil en su perspectiva resarcitoria de la infracción penal cometida como una acción distinta pero acumulada a la vía penal por razones principalmente de economía procesal.

 

 

B.   En la vía civil

 

En esta vía la responsabilidad del establecimiento sería solidaria y no subsidiaría (artículo 1902 y 1101 del Código Civil), en virtud de la relación concertada con el perjudicado en caso de que se haya producido el abono de entrada para acceder al establecimiento; o en la obligación de velar por la seguridad de todos los usuarios del establecimiento obligación que recae sobre el responsable de la explotación del local.

 

 

Si usted ha sufrido una agresión en un local o establecimiento no dude en ponerse en contacto conmigo y le asesoraré gustoso para que reciba la indemnización que conforme a derecho le corresponda.

 

 

 

 

Etiquetas:
Sin Comentarios

Envíe un comentario